Radio Yaravi

Problemas con mega obra de agua, desagüe y reservorios del Cono Norte

Trabajos se encuentran paralizados y porveedores denuncian deudas por más de medio millón de soles.
No se pudo cargar

A fines del año pasado más de 60 mil pobladores de Apipa y Bustamante y Rivero, en Cerro Colorado, veían cómo por fin se iniciaba un proyecto de agua y desagüe que supera los 200 millones de soles en inversión. Sin embargo, la empresa alemana Ludwig Pfeiffer Hoch und Tiefbau GmbH & Co.KG, ganadora de la licitación, paralizó la construcción de los reservorios N31 y N39 por problemas financieros en su sede central a fines de mayo.

Más de 150 obreros de construcción civil protestaron ante la falta de pagos, los proveedores también comenzaron a salir indicando que las empresas sub contratistas de Ludwing Pfeiffer no pagaban por los servicios prestados y que la deuda ya habría superado el medio millón de soles

Luego de coordinaciones con el equipo del Programa Nacional de Saneamiento Urbano (PNSU) del Ministerio de Vivienda se reanudaron los trabajos el 6 de junio. Sin embargo, la obra está paralizada nuevamente y la insolvencia económica de la empresa parece arruinar los planes del mega proyecto.

Los vecinos y los proveedores se reunieron hoy en las oficinas de la empresa, se volvió a explicar la problemática y también fueron escuchados los proveedores sobre el incumplimiento de pagos de las sub contratistas.

"En mi caso me deben casi 60 mil soles por alquiler de maquinarias, las mismas que ahora se encuentran en el taller porque las hacían trabajar casi sin combustible, malogrando la bomba", mencionó una de las afectadas. Además, la empresa principal no estaría dispuesta a asumir ninguna responsabilidad por el incumplimiento de las sub contratistas, lo más grave es que estas empresas solo asumirían el 40% de la deuda total.

En el caso de construcción civil, los trabajadores aseguran que les adeudan dos semanas trabajadas del mes de junio, además de los depósitos por el seguro de cada obrero. Desde el Ministerio de Vivienda buscan todas las vías de solución para no llegar a una nueva licitación, sin duda esto genera retrasos en una obra que debió durar 540 días calendarios.

Coméntanos