Radio Yaravi

Padre de Yoshu operado con luces de celular pide justicia, “era un angelito de Dios”

“Papá no me quiero operar, estoy bien”, dijo el menor horas antes de ingresar al quirófano.
No se pudo cargar

Acostado en una camilla, el pequeño Yoshu se despidió de sus padres el pasado 8 de octubre antes de ingresar al quirófano del Hospital Goyeneche, con la promesa de volver a estar nuevamente con su familia, sin embargo, “el angelito de dios”, como le decía su padre, no volverá.

El pequeño de 10 años dejó de existir la tarde de ayer al no soportar las secuelas de la operación a causa de un tumor en la cabeza, el cual se realizó con linternas de celulares luego de un apagón, lo cual habría afectado la labor de los galenos en medio de la intervención quirúrgica.  

Con los ojos hinchados y con la voz entrecortada, Roberto Catari, el padre del menor contó la indignación que siente luego de perder a su pequeño y pidió que continúen con las investigaciones y se haga justicia.

“Siento mucho dolor, cólera por lo que le hicieron a mi hijo y por cómo nos ignoraron los médicos al no informarnos nada”, dijo el padre.

Según contó Catari, tras la operación de su hijo no le informaron que la intervención lo hicieron con linternas de celular, recién cuatro días después cuando el pequeño luchaba por su vida en estado de coma, le dijeron la verdad.

Asimismo, se enteró que su menor hijo fue operado casi a oscuras porque un familiar le envió videos y fotos de la presunta negligencia.

NO QUERÍA OPERARSE

Según narró en radio Yaraví, el pequeño Yoshu les pidió a sus padres con lágrimas en los ojos que no quería operarse porque se sentía bien “papá no me quiero operar, estoy bien”, dijo horas antes de ingresar al quirófano.

Los progenitores del menor aseguraron que el corte de luz fue determinante para que se complique la operación y más aún que el nosocomio no cuente con un equipo electrógeno.

“Nosotros continuaremos con la denuncia hasta tener claro porque murió. Para mí, una hemorragia interna acabo con la vida de mi hijo y habría negligencia”, agregó.

Al finalizar, Catari pidió que las autoridades responsables del sector salud se preocupen más por los pacientes y que implementen con equipos adecuados el Hospital Goyeneche y evitar que la historia de su hijo se repita y enlute a otra familia.

DENUNCIA

Cabe señalar que la denuncia sigue en curso luego que el 13 de octubre, Catari acudió a la comisaría de Santa Martha para denunciar a la directora del hospital Goyeneche, Mirtha Oporto, y a los médicos que operaron a su hijo de 10 años. Los acusa de una presunta negligencia médica.

 

 

 

Coméntanos