Radio Yaravi

Militar fue amenazado de muerte por presunto delincuente tras ser herido

El soldado fue amenazado cuando llevaba al herido a un hospital.
No se pudo cargar

El soldado Javier Carhuallanqui  de 36 años declaró a la Policía  que fue amenazado de muerte en reiteradas ocasiones por  Daniel Pinto Cáceres presunto delincuente a quien   logró abatir tras ser víctima de robo junto a otros pasajeros dentro de una cúster de transporte público. Las amenazas se produjeron cuando el soldado intentaba llevar  a Pinto Cáceres  a una comisaría. 

Según las manifestaciones de Carhuallanqui tras abordar una combi de la empresa Señor de Luren en la Av. Mariscal Castilla y al llegar a la calle Don Bosco con San Pedro se le acercó una persona con un cuchillo en la mano pidiéndole su celular, luego de entregarle el smartphone, el presunto delincuente empezó a revisarle los bolsillos quitándole el segundo celular que tenía en su bolsillo derecho.

Tras los momentos tensos dentro de la unidad de transporte, el soldado observó que otro sujeto también estaba amenazando a los pasajeros y pocos minutos después subieron dos cómplices más, uno de ellos con un arma de fuego.

“Todo fue rápido, el sujeto de pantalón negro tenía un arma de fuego con la que apuntaba a los otros pasajeros a quienes también les sustrajeron sus celulares, mientras la couster seguía estacionada en el semáforo”, mencionó en sus declaraciones.

Luego de asaltar a los pasajeros, los cuatro sujetos bajaron de la unidad raudamente sin temor a que los sigan; sin embargo, el suboficial de primera bajó inmediatamente, “alto, alto, abro fuego”, dijo en medio de la  persecución.

Tras el pedido que hizo el soldado para que se detengan, el sujeto de pantalón negro hizo el ademan de sacar su arma.

“El sujeto de pantalón negro hace el ademan de sacar su arma de fuego, por lo que yo realizo dos disparos aire, como estos seguían corriendo yo los sigo y realizo un tercer disparo al cuerpo del sujeto por lo que le apunto de la cintura para abajo”, dijo.

Al sufrir el impacto de bala, el suboficial subió al herido a un taxi de color azul para que sea trasladado a un hospital.

“Subo al tico y me siento en el asiento del Copiloto y le digo al conductor que me lleve a la Comisaria de Miraflores, mientras nos dirigíamos allí de pronto el herido me cogotea y comienza a darme golpes de puño en la cara y cabeza sacándome sangre de la nariz”, manifestó.

Al lograr reducir nuevamente dentro de la unidad al presunto delincuente, Carhuallanqui le reiteró al taxista que lo lleve a la comisaria de Miraflores, “en el transcurso el herido vuelve agredirme físicamente y comienza a insulta con palabras soeces y me amenaza de muerte, el chofer a todo esto no hacia ni decía nada”, señaló.

Al llegar a la comisaría se entrevistó con uno de los técnicos para informarle que traía un herido y había sido víctima de robo, sin embargo, el taxi que los transportó ya no se encontraba en el lugar. Horas después, los efectivos informaron que el herido estaba en un hospital.

Durante su manifestación, también indicó que su arma de marca Glock calibre 380 tenía en total 9 cartuchos, de los cuales utilizó tres.

Militar será investigado en libertad

Luego de permanecer varias horas detenido, el integrante de la Primera Fiscalía Provincial Penal de Arequipa, José Luis Tito Humpire, dispuso la libertad del integrante del Ejército Peruano Javier Carhuallanqui, tras disparar contra un sospechoso de robo de celulares en una custer que transitaba por la Av. mariscal Castilla, Cercado de Arequipa.

Será investigado en libertad por el delito contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de lesiones graves.

Herido tenía antecedentes penales

El herido de bala identificado como Daniel Pinto Cáceres fue intervenido el 22 de este mes por policías de Inteligencia de la División de Investigación Criminal de Arequipa al ser sospechoso de robos bajo la misma modalidad, también otros hombres, en inmediaciones del cementerio Apacheta. Asimismo, Pinto presenta 3 ingresos al penal por robo agravado en el año 2014, 2016 y 2017.

 

 

 

 

 

 

Coméntanos