Radio Yaravi

Chimbote: pintan murales con rostros de médicos fallecidos por COVID-19

Los rostros de los médicos ancashinos Jhony Cano Suarez y Marvin Cuencas, fallecidos a causa del nuevo coronavirus, han sido retratados muy cerca de la bahía de su querido puerto de Chimbote
No se pudo cargar

Los rostros de los médicos ancashinos Jhony Cano Suarez y Marvin Cuencas, fallecidos a causa del nuevo coronavirus, han sido retratados muy cerca de la bahía de su querido puerto de Chimbote, lugar que anhelaban ver libre del mal que se originó en Wuhan (China).

La obra artística ha sido hecha en homenaje a Cano y Cuencas, quienes murieron combatiendo, en primera línea, al COVID-19.

El autor de los retratos ha sido el joven artista chimbotano Irwin Bruno, quien viene realizando diferentes tipos de murales en Chimbote, y esta vez optó por los rostros de los “héroes de blanco”.

Para lograr su objetivo de rendirle homenaje a los desaparecidos galenos, Bruno contó con el apoyo de la Fundación Lynch. Dijo que tomó esta iniciativa para despertar conciencia en la población y que puedan respetar las medidas de aislamiento y así frenar el avance del COVID-19.

“Les comparto este proceso en homenaje a dos de nuestros médicos chimbotanos que perdieron la batalla contra el coronavirus: Johnny Cano y Marvin Cuenca (…) tomemos conciencia, cuidémonos y cuidemos a los nuestros”, publicó en su cuenta de Facebook.

El gesto ha sido agradecido por los familiares de los acaecidos profesionales de la salud, quienes aún lloran sus irreparables pérdidas.

Héroes de bata blanca

Jhony Cano era un reconocido médico chimbotano por su carisma y labor de apoyo en casos sociales. Él se contagió del COVID-19 mientras lideraba las acciones para frenar el avance del virus en los mercados y pueblos de Nuevo Chimbote, como funcionario de la comuna de ese distrito.

Cano ocupó diversos cargos en entidades estatales. Fue director de la Red de Salud Norte e incluso estuvo a cargo e la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Áncash.

Debido a la gravedad de su estado fue trasladado a un hospital de Lima, pero su cuerpo no resistió la infección y falleció.

En tanto, Marvín Cuenca falleció a sus 30 años, siendo uno de los profesionales de la salud más jóvenes que pierde la vida por la pandemia hasta el momento.

Él venía laborando en una clínica de Lima combatiendo el covid-19. Allí se contagió y en Chimbote empezó a presentar síntomas. Estuvo internado en el hospital III de Essalud en Chimbote, mientras que el gremio médico y sus familiares, hacían el esfuerzo para que sea derivado a Lima, pero falleció justo cuando ya estaba todo listo para su traslado.

Coméntanos