Radio Yaravi

Informe Especial

El poeta de la revolución, Mariano Melgar y el recuerdo de "Silvia"

Fusilado a sus 24 años, dejó una gran legado en la poesía peruana.
2018-08-10 16:56:31
No se pudo cargar

AL PIE DEL MISTI, nació en nuestra bella ciudad uno de los personajes más representativos de la poesía peruana y valiente combatiente para lograr la independencia de nuestro país. Poeta, músico, pintor, guerrero, astrónomo, místico y sobre todo, patriota. Son las primeras palabras que podrían describir a tan ilustre personaje, Mariano Lorenzo Melgar Valdivieso.

Arequipeño neto, nacido un 10 de agosto de 1790, bautizado en nuestra catedral, niño prodigo que a los 3 años de edad, leía y escribía; a los 8 años enseñaba a sus compañeritos de la escuela el idioma del LATIN.

Nada mal para alguien que a sus 24 años escribiría 522 versos por la indiferencia de Silvia, mujer a la que amaba, y que tomaba la actitud de obediencia al deseo de sus padres, que por algún motivo rechazaban al poeta, su obra “Carta de Silvia” narra cómo conoció el amor y el dolor.

"Ya llegó el dulce momento, en que es feliz Arequipa. Ya en mi suelo se disipa el despotismo feroz. Ya se puede a boca llena gritar: que la Patria viva, que la libertad reciba. Que triunfe nuestra nación".

Este verso extraído del poema "Marcha Patriótica" de Mariano Melgar, lo describe como un revolucionario. Y no solo de la teoría sino de acción. A los 24 años, el poeta se incorporó a las fuerzas de Mateo Pumacahua y los hermanos Angulo, revolucionarios que empezaron a gestar la independencia del Perú, dominado por el yugo español. El movimiento no prosperó y a  Melgar lo hicieron prisionero en marzo de 1815. 

Mariano Melgar tenía sólo veinticuatro primaveras, siete meses y dos días cuando murió fusilado en las pampas de Umachiri el 12 de marzo de 1815 por unirse a los patriotas que luchaban por la independencia del Perú. gritando euforicamente : "Por la libertad y la patria nada es perder la vida". 

Nombre que toma nuevamente fuerza en estos 478 Aniversario de Nuestra Ciudad, aquien recordamos por tal grandes versos, y composicion como el Yaravi. 

Daré contento
mi último aliento
si esto has querido;
pero no digas
que infiel he sido.
Publicidad

No se pudo cargar

Encuesta






AREQUIPA Clima



Coméntanos