Con todas las voces

Se encuentra usted aquí

Inicio

¿Oyes mal? Alimentos contra la pérdida de audición

Cultura.

Por mucho que cuando teníamos 20 años fuésemos capaces de escuchar como una piedra caía en el suelo a un kilómetro de distancia, la edad no perdona y, a medida que cumplimos años, nuestra audición se resiente. Es cierto que si nos hemos pasado la juventud asistiendo a conciertos de punk con la oreja pegada al altavoz nuestras posibilidades de perder capacidad auditiva son mayores, pero, en última instancia, se trata de un proceso degenerativo que afecta a todos en mayor o menor medida. Como pasa con prácticamente todo, también la comida puede jugar un papel importante en combatirla. Estos son los nutrientes que nos pueden echar un cable.

Ácido fólico (brócoli, espárragos, hígado…).  Varios estudios han vinculado la presencia de poco ácido fólico en la sangre con un mayor riesgo de padecer pérdida progresiva de la audición. Esto puede deberse a que el ácido fólico ayuda a metabolizar el exceso de homocisteína, que puede dificultar la circulación sanguínea. Una buena circulación permite que las células internas del oído funcionen perfectamente. Por tanto, para afinar el oído puede ser buena idea incluir en la dieta verduras como el brócoli o los espárragos. Carnes como el hígado también son ricas en ácido fólico, lo mismo que los cereales de desayuno.

Magnesio (patatas, espinacas, tomates…). Uno de los elementos que más influyen en la pérdida de audición a largo plazo es la exposición al ruido. Y ahí tiene mucho que decir el magnesio. Este mineral combate los efectos de los radicales libres que se generan durante la escucha de sonidos fuertes y, por otro lado, ayuda a crear una barrera natural para proteger las delicadas células ciliadas que permiten que el sonido llegue al oído interno. Entre los alimentos que son ricos en magnesio hay muchas frutas y verduras como los plátanos, las espinacas, las alcachofas, los tomates, el brócoli o las patatas.

Zinc (frutos secos, chocolate, avena…).  Este mineral es capaz de combatir el tinnitus, o ese molesto zumbido en el oído que puede persistir durante tiempo variable (desde unos pocos días hasta convertirse en una molestiac crónica). Además, también puede ayudar a proteger las células del daño causado por los radicales libres. Las fuentes de zinc son muy diversas y van desde las ostras al chocolate, pasando por los frutos secos, la avena, la carne de ternera o legumbres como las lentejas.

Share

Seguidores

Encuesta

¿Crees que la alcaldesa de la Municipalidad Provincial de Arequipa, Lilia Pauca, realizará cambios importantes en su gestión?

Calendario

D L M M J V S
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
 
 
 
 
 

Archivo mensual